Lucas 9:11 Nueva Traducción Viviente (NTV) pero las multitudes descubrieron adónde iba y lo siguieron. Jesús los recibió y les enseñó acerca del reino de Dios y sanó a los que estaban enfermos.

Se ha puesto a pensar en las veces que ora?, se ha puesto a pensar en la intención que tiene al orar y la manera en que lo hace?

Esto se lo pregunto, porque yo mismo me hago esa pregunta más seguido de lo que usted se lo imagina y sabe por qué?, porque en ocasiones se me olvida quien soy y con quien estoy hablando.

Me impacta mucho que a pesar de las veces que he leído la Biblia a veces pareciera que leo muchas de esas cosas como si fueran la primera vez y no porque no haya puesto atención sino porque Dios en cada ocasión tiene la delicadeza y la atención de revelarme algo nuevo y algo más profundo.

Y cada vez que lo veo, simplemente me pregunto “por qué no lo vi antes?”, pero quiero confiar en que Dios siempre lo seguirá haciendo no importa cuantas veces hayamos pasado por ahí.

Bueno, regresando al tema, le quiero invitar a acompañarme en su mente y en su corazón a un lugar muy especial, imagine que somos usted y yo personas de la época de Yeshúa (Jesús) y que vamos a encontrarnos con él, es asombroso que todas las personas que se le acercan salen transformadas, pero más asombroso aún, no hay enfermo que regrese estándolo, todos regresan sanados, qué impresión!

Una de las cosas que no me dejan de impresionar, es el hecho de que a pesar de que vemos las cosas en la Biblia, tan claras y tan simples, decidimos hacer las cosas a nuestro propio modo y tener nuestros propios resultados a pesar de que sean contrarios de lo que Dios nos ha prometido, lo ha pensado?

Piense esto, la Biblia no nos habla de que los que se acercaban a Yeshúa (Jesús) supieran orar mejor que otros ó que hubieran leído la Biblia muchas veces, solo dice que se acercaban a él y con eso les bastaba para ser sanados.

Querrá entonces decir que si oramos y no sanamos ó no sanan por quienes oramos, simplemente no nos encontramos con Yeshúa (Jesús) sino con el espejismo de quien nosotros creemos que es él?

Wow!, eso fue un golpe bajo!, aún contra mí mismo, pero qué cierto, a veces estamos más preocupados por el modo ó bien lo que queremos sacar del encuentro que aquel con quien decimos encontrarnos y nos perdemos de Yeshúa (Jesús) y de su efecto por no poner la atención adecuada a nuestro salvador!

Lo que siento aún más inaudito es el pensar en quien estaría dispuesto a conformarse con menos que el todo que Yeshúa (Jesús) nos ofrece y sin embargo insiste en seguir haciendo las cosas a su propio modo?, creo que en lo personal a partir de hoy y en muchas ocasiones tendré que replantear la manera en la que oro y el tiempo que dedico a mis encuentros con Dios, qué me dice de usted?

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *