El devocional de hoy es un poco atípico a lo que han leído en días pasados, sobre todo por que quiero hacer énfasis en una palabra similar a la que vimos la semana pasada.
Cuando leí la cita del día de hoy, venían lagrimas a mi corazón de tan solo pensar cuantas veces he hablado de amar sin tomar en cuenta como es el verdadero amor, si nos enfocamos solamente a la parte  de la cita que dice “no busca lo suyo” recordaba las épocas de la secundaria cuando decíamos estar enamorados de alguien y hacíamos lo imposible por demostrar ese “amor”, y decíamos que haríamos lo que fuera por esa persona, luego me puse a pensar… lo que fuera?… aún el soportar no ser correspondidos?…
Claro que toda demostración de amor va con el fin de ser correspondió, pero si lo vemos de otra manera, el único que realmente nos ama es Cristo, El si fue capaz de bajar desde su trono celestial y hacerse igual a nosotros, El si fue capaz de soportarlo todo y lo hizo solo por amor, ya que sabía que muchos de nosotros no íbamos a corresponder, solo lo hizo por amor.
Es entonces cuando me pregunto, amo realmente?.
Le invito a que reflexione sobre ello junto conmigo y recuerde que si uno de nuestros objetivos es ser imitadores de Cristo, tendremos que aprender a amar “buscar lo nuestro”, sin esperar una correspondencia, si obtener nada a cambio.
Lo mejor de todo es que si es posible, solo tenemos que pedir (y esto no solo una vez) al Señor nos de un corazón conforme a El para que podamos aprender a amar.
¡Comparte esta entrada, elige tu plataforma!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *